Sombrillas colgantes

Las sombrillas colgantes son muy prácticas. A diferencia de las sombrillas tradicionales no tienen el soporte central. El soporte de la sombrilla se encuentra en el exterior lo que da más libertad de movimiento y ofrece espacio adicional. Se puede colocar una mesa directamente debajo de la sombrilla y quedará completamente cubierta. Otra ventaja es que la superficie de las sombrillas colgantes se puede colocar en cualquier posición, inclinándose en el ángulo deseado. En muy pocos pasos podrá disfrutar de una perfecta protección frente al sol, incluso al atardecer.

Las sombrillas colgantes, ya sean redondas o cuadradas, a nivel óptico no tiene límites. Los colores van del rojo cereza hasta el amarillo maíz pasando por el clásico blanco. Las sombrillas colgantes están disponibles en diferentes tipos de telas, ya sean en tela de toldo resistente a la intemperie y al agua o con revestimiento de acrilato e impermeable.

Esto convierte a las sombrillas colgantes de Schenker Storen en únicas

  • Se pueden orientar según sea la posición del sol
  • La superficie de la sombrilla se puede inclinar o girar a la posición que se desee y se puede extender y recoger en horizontal
  • Libertad de movimiento ya que el soporte central está situado fuera
  • Fácil regulación en altura
  • Tejido robusto, si se desea con capa de acrilato, impermeable